El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, propuso hoy en Atenas que se someta a referéndum el acuerdo alcanzado por la Eurozona para solucionar la crisis griega y que incluye una condonación del 50 por ciento de la deuda del país.

En un discurso ante sus correligionarios del grupo parlamentario socialista, Papandréu declaró que en esos momentos el pueblo debe decidir con un referendo "si aprueba o no el acuerdo" y afirmó que, "si no lo acepta, entonces no se aplicará".