El delantero del Milan Antonio Cassano habría sufrido una leve apoplejía cuando el equipo regresaba en avión tras disputar un partido en Roma el fin de semana, de acuerdo con versiones de medios italianos.

Cassano ha estado internado desde la noche del sábado en el Policlínico de Milán, luego de sentirse indispuesto tras la victoria 3-2 ante la Roma. Fue llevado al hospital apenas el avión que trasladaba al club aterrizó en el aeropuerto de Malpensa.

El Milan no dado detalles sobre el padecimiento de Cassano, pero la agencia ANSA informó el lunes que se trató de una leve apoplejía, pero no citó fuentes.

El equipo dijo luego que "no comentará sobre diagnósticos y rumores que vengan de fuentes ajenas al club o del Policlínico".

El vicepresidente del Milan Adriano Galliani se expresó confiado en que Cassano se recuperará plenamente tras haber sido hospitalizado.

"Acabo de hablar con Antonio", dijo Galliani el lunes. "Va a estar bien. Ya está mejor. Se encuentra de buen ánimo y está tranquilo".

"Son cosas que pasan. En la vida pasan estas cosas y los futbolistas son seres humanos como el resto de nosotros y sufren problemas como todos", añadió el dirigente.

Según versiones de medios italianos, los pasajeros que iban en el avión relataron que Cassano bromeaba con sus compañeros cuando de repente empezó a tener dificultades con el habla, visión y movilidad.

El técnico del Milan Massimiliano Allegri cree que Cassano podrá jugar tras la pausa por la fecha internacional de la FIFA y enfrentar una visita a la Fiorentina por la Serie A.

"Esperamos tenerlos de vuelta tan pronto sea posible, ojalá tras el parón por las selecciones", dijo Allegri. "Pude hablar con él ayer (domingo) y lo noté calmado".

"Todo el plantel quedó aturdido por lo ocurrido.

Se trata del segundo problema grave de salud que afecta a un jugador del Milan está temporada, ya que el volante Gennaro Gattuso padece una parálisis en uno de los nervios del cerebro, lesión que le ha hecho perder la visión del ojo izquierdo.