La prima de riesgo de Italia, que se mide con el diferencial entre el bono nacional a diez años y el alemán del mismo plazo, se disparó hasta los 404 puntos básicos.

La rentabilidad del bono italiano a diez años subía hasta el 6,14 por ciento.

Mientras, la Bolsa de Milán que había abierto a la baja, con su índice selectivo, FTSE MIB, que caía un 1,10 %, seguía bajando y llegaba a perder 2,26 %.