La OCDE presentó hoy unas perspectivas a corto plazo para el conjunto de los países del G20 en las que destaca el estancamiento esperado el año próximo en la zona del euro y la ralentización de los otros grandes países, aunque, dada la gran incertidumbre existente, no descarta una fuerte recesión.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro no crecerá más que un 0,3 % en 2012, después de haber cerrado este ejercicio con un alza del 1,6 % y en 2013 la recuperación será limitada, del 1,5 %, según las cifras presentadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en vísperas de la cumbre del G20 de Cannes los próximos 3 y 4.