Una comisión de la Liga Arabe presentó un plan para poner fin al derramamiento de sangre en Siria y se esperaba para el lunes una respuesta de Damasco, dijo el ministro del Exterior de Qatar.

Se desconocen los detalles del plan, cuyo anuncio ocurre en medio de la intensificación de las acciones del organismo de 22 países para solucionar el enfrentamiento de siete meses entre el régimen del presidente Bashar Assad y los manifestantes que pretenden derrocarlo.

La comisión de la Liga Arabe sostuvo el domingo una reunión "clara y sincera" con una delegación siria en Qatar, dijo el ministro catarí del Exterior, Hamad bin Jassim.

Por su parte, un diplomático árabe en la sede de la liga en Egipto dijo que la Liga Arabe efectuará el miércoles una sesión extraordinaria en la que se examinará la situación en Siria.

Los ministros recibirán un informe sobre la misión en Siria y un "plan de acción", dijo el funcionario, que solicitó el anonimato debido a lo delicado del tema.

El alzamiento contra Assad comenzó a mediados de marzo durante la oleada de protestas antigubernamentales en el mundo árabe en las que fueron derrocados los gobernantes autocráticos de Túnez, Egipto y Libia.

Según las Naciones Unidas, más de 3.000 personas han muerto a causa de la represión dispuesta por Assad.

Se desconocen los puntos específicos de la propuesta, en tanto que es variada la postura de la oposición hacia un diálogo con el régimen.

Algunas personalidades influyentes de la oposición se rehúsan a conversar con el régimen de Assad mientras persiste la represión militar, pero otros consideran al diálogo como una vía para solucionar la crisis.

En entrevista difundida el domingo, Assad advirtió que el Medio Oriente arderá si Occidente interviene en la revuelta popular, y advirtió que la región se convertirá en "decenas de Afganistanes".