La economía española se estancó en el tercer trimestre de este año al no registrar crecimiento alguno entre julio y septiembre, informó hoy el último boletín económico del Banco de España.

Esta cifra supone dos décimas menos que el trimestre anterior y mantiene la tasa de crecimiento interanual en el 0,7 %.

Según la información suministrada hoy por el organismo supervisor español, el estancamiento es achacable a la demanda nacional, que cayó el 0,7 % trimestral, lastrada por la contracción de la inversión en construcción y por el descenso del gasto público.

El consumo de los hogares siguió mostrando "cierta atonía", ya que sólo avanzó una décima entre julio y septiembre, mientras que el sector exterior aportó ocho décimas, dos más que en el trimestre anterior, por el empuje de las exportaciones de bienes y de turismo.