La Autoridad Nacional Palestina (ANP) anunció hoy su apoyo a la candidatura del Mar Muerto como una de las "Nuevas Siete Maravillas de la Naturaleza", presentada por Israel y Jordania y que se decidirá el próximo día 11.

En rueda de prensa, la ministra de Turismo y Antigüedades de la ANP, Julud Daibes, justificó esta decisión de último momento en que los organizadores requerían el acuerdo de todas las partes para incluir al Mar Muerto en la competición, señala la oficina del Gobierno en un comunicado.

Esta condición, sin embargo, no aparece en la carta de los organizadores, la fundación suiza New 7 Wonders (N7W), ni había impedido hasta ahora al Mar Muerto ser una de las 28 finalistas.

Los palestinos lanzarán su propia campaña, que incluirá anuncios en radio y televisión y programas educativos especiales en las escuelas sobre el Mar Muerto, el punto más bajo del planeta, situada a más de 400 metros bajo el nivel del mar.

El Mar Muerto limita con Israel, Jordania y el territorio palestino de Cisjordania, que Israel ocupa desde 1967 y donde explota los recursos turísticos y comerciales de esta conocida masa de agua con altos niveles de concentración de sal, que permiten que los cuerpos floten.

"Somos conscientes del hecho de que no nos beneficiaremos a corto plazo de la (eventual) declaración del Mar Muerto como una de las Siete Maravillas, por la continuada ocupación israelí, que nos impide beneficiarnos de él o usarlo para promocionar el turismo y la inversión", reconoció Daibes.

Pero la ANP ha decidido, no obstante, participar en el concurso para "confirmar" el "derecho y propiedad" de los palestinos a una parte del Mar Muerto y para quitar a Israel una "oportunidad de reivindicar su pleno control".

La ministra matizó que, en cualquier caso, podría retirar su apoyo a la candidatura si Israel la utiliza para reclamar soberanía o legitimar su política de colonización en la zona.