Las principales bolsas europeas sufrieron hoy una fuerte caída, con pérdidas de más de un 3 % de media, ante la persistente incertidumbre sobre el futuro de la zona del euro y los temores a una nueva recesión.

El índice DAX 30 de la bolsa de Fráncfort cerró hoy con una caída del 3,23 %, o 204,85 enteros, hasta 6.141,34 puntos, mientras que la de Milán perdió un 3,82 por ciento, para cerrar a 16.017,73 puntos, y la de París retrocedió un 3,16 % hasta 3.242,84 puntos.

El índice FTSE-100 de la bolsa de Londres cayó un 2,77 por ciento y cerró a 5.544,22 puntos, mientras que el Ibex 35 de Madrid perdió un 2,92 % retrocediendo por debajo de los 9.000 para cerrar a 8.954,90 puntos.

La bolsa de Lisboa también cerró con pérdidas de 1,27 % y el índice SMI del mercado de valores de Zúrich se dejó un 2,07 %, hasta 5.731,27 puntos.

Los recientes acuerdos de la zona del euro no han conseguido despejar las dudas e incertidumbre de los mercados, que esperan conocer más detalles de los mismos en la próxima cumbre del G20, prevista para el 3 y 4 de noviembre en Cannes (Francia).

Los líderes europeos aprobaron en la madrugada del jueves un plan contra la crisis del euro basado en tres pilares: una recapitalización bancaria de 100.000 millones de euros, una quita de la deuda griega del 50 por ciento y el refuerzo del fondo de rescate europeo hasta el billón de euros.

A primera hora de esta mañana, los mercados europeos reaccionaron con pesimismo al "rumor de que el nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, iba a suspender la compra de bonos periféricos, y eso ha llevado al repunte de los diferenciales de España y de Italia", según dijo el subdirector de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Casal.

"Con posterioridad no sólo se ha desmentido, sino que el BCE ha comprado bonos italianos y españoles para contener el alza en los rendimientos", pero la desconfianza de los inversores ha hecho imposible que el diferencial volviese a los niveles de la víspera, explicó.

Por su parte, el euro bajó hoy frente al dólar y perdió los 1,40 dólares tras la intervención del Banco de Japón (BoJ) en el mercado de divisas y finalizada la euforia que desencadenaron los acuerdos de los líderes de la Unión Europea (UE) la semana pasada.

La moneda única perdió posiciones y se cambiaba hacia las 17.15 horas GMT a 1,3930 dólares, frente a los 1,4170 dólares en las últimas horas de la negociación europea del mercado de divisas del viernes.

El experto en divisas del banco regional de Hesse y Turingia (Helaba) Ralf Umlauf dijo que "la intervención del Banco de Japón en el mercado de divisas lastró la cotización del euro frente al dólar".