Las autoridades nicaragüenses anunciaron hoy que evacuarán a 987 familias en las próximas horas por la crecida del nivel del lago Xolotlán o de Managua debido a las intensas lluvias que han causado al menos 16 muertos en este país.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, dijo en rueda de prensa que activaron un plan de evacuación para atender a las familias que habitan en la zona costera del lago, cuya altura llegó a 42,70 metros.

El lago Xolotlán o lago de Managua es el segundo de Nicaragua por dimensión. Su superficie es de 1.042 kilómetros cuadrados y su ancho es de 58 kilómetros por 32 kilómetros de largo. La profundidad promedio es de 9,5 metros y la máxima de 30 a 39 metros sobre el nivel del mar

El funcionario indicó que la evacuación iniciará cuando el lago alcance 43,60 metros, los cual esperan que se den en las próximas horas.

Por su lado, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, dijo que ya tiene listos seis albergues temporales para evacuar a esas familias.

El jefe de la Defensa Civil, general Mario Perezcassar, precisó, por su lado, que en una primera etapa evacuarían 487 familias y luego el resto, para lo cual cuentan con 300 efectivos y 40 camiones de la Unidad Humanitaria de Rescate del Ejército de Nicaragua.

El subdirector del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Jorge Castro, explicó que el lago Xolotlán o de Managua recibe 174 metros cúbicos por segundo por el río Tipitapa, lo cual provoca la crecida sobre el nivel del mar de ese afluente.

Nicaragua, debido a las lluvias, se encuentra en estado de calamidad pública y en alerta nacional desde el 17 de octubre pasado, y mantiene desplegados 4.582 médicos, 4.000 policías, 1.360 militares y 653 miembros de cuerpos de socorro por todo el país para afrontar las consecuencias del temporal.

Las fuertes lluvias que han azotado a Nicaragua en las últimas semanas han causado 16 muertes, 18 lesionados, 148.530 personas afectadas, 10.803 evacuadas y 5.118 viviendas afectadas, entre destruidas y parcialmente dañadas, según cifras oficiales.

Además, han dejado 15 puentes destruidos, 1.516 kilómetros de carreteras y caminos dañados, 2.393 letrinas arruinadas, así como 210 pozos averiados y 28.960 metros de tuberías estropeadas.

El Gobierno anunció el sábado pasado que destinará 358,6 millones de córdobas (unos 15,7 millones de dólares) del presupuesto nacional para atender las emergencias por las lluvias.

Las autoridades de Nicaragua registran 36 muertes en la actual temporada de lluvias, que empezó el pasado 21 de mayo.