La esposa del principal sospechoso de los atentados con explosivos en Bali en el 2002 es procesada en la capital indonesia por el delito de violar las leyes de inmigración.

Ruqayyah binti Husein Luceno, de nacionalidad filipina, podrìa ser condenada a siete años de cárcel si se le haya culpable.

Ella y su esposo, Umar Patek, fueron capturados en Abotabad, un pueblo de Pakistán el 25 de enero después de casi una década de búsqueda como el más buscado terrorista del Sudeste de Asia.

A Patek se le acusa de fabricar los explosivos usados en las explosiones de Bali que mataron a 202 personas. La fecha de su juicio aun no ha sido programado.

Un fiscal dijo el lunes en el tribunal del este de Yakarta, que Luceno había usado documentos falsos para obtener un pasaporte indonesio a fin de acompañar a Patek en su viaje al extranjero.