Niños y mayores aprovechan las inundaciones en un avenida de Bangkok tras la tromba de agua que baja hacia la capital tailandesa procedente de la meseta central del país para divertirse. EFE