El Baté Borísov recibe mañana, martes, al Milán en un partido que los locales afrontan con la esperanza de optar a una tercera plaza que de paso a la Liga Europa, mientras que para los milanistas, que viajan sin Antonio Cassano, puede ser un paso definitivo a su acceso a octavos de final.

Las opciones de uno y de otro están, cuando menos, bien distantes, tras tres jornadas en el Grupo H: el BATE es colista -igualado con el tercero, Viktoria Plzen- con un solo punto; mientras que el Milan, junto al Barcelona, lleva 7 puntos.

Con ello, la misión de los bielorrusos parece estar en la tercera plaza, mientras que el cuadro italiano acaricia ya el pase al sorteo que verá a los mejores dieciséis de la competición.

Los bielorrusos empezaron bien la competición con un empate fuera de casa, pero desde entonces han encadenado derrotas ante el Barcelona (0-5) y Milan (2-0).

Con el fin de lograr su primera victoria en la máxima competición continental, el técnico del Baté, Víctor Goncharenko, se plantea rejuvenecer el once titular con el fin de proponer un partido físico ante la veterana escuadra italiana. Para ello, seguirá confiando en el veterano delantero serbio Kezhman, que fue suplente en el último partido de liga.

Kezhman, que aún no ha visto puerta en esta competición, saldrá de inicio, según confirmó hoy su entrenador, aunque no esté capacitado para disputar los 90 minutos.

Los bielorrusos, líderes indiscutibles de su liga, confían en que el mal estado del terreno de juego del estadio de Minsk sea una ventaja y les permita dar la sorpresa ante los italianos, que lideran el grupo con los mismos puntos que el Barcelona.

El Milan viaja sin su delantero Cassano, ingresado en un hospital en la noche del pasado sábado, tras sentirse mal a la llegada del equipo al aeropuerto milanés procedente de Roma, donde horas antes se impuso en liga nacional al conjunto romanista.

Cassano, que sigue ingresado a la espera de nuevas pruebas médicas, lógicamente no está entre los convocados para Minsk, donde si figuran los recuperados Kevin Prince Boateng y Clarence Seedord.

Los bielorrusos del Bate se las tendrán que ver con un Milan totalmente recuperado del bache del inicio de temporada, con 14 tantos marcados en los últimos cuatro partidos y pletórico después de deshacerse del Roma en la última jornada (3-2).

El único problema para el técnico milanista, Massimiliano Allegri, estará en la delantera, donde tras la baja de Cassano sólo cuenta con dos titulares.

En Minsk, debido a la larga lista de lesionados, la pareja de ataque será el brasileño Robinho y el sueco Zlatan Ibrahimovic, y solo Ganz esperará su turno en el banquillo.

Cassano no será el único ausente en el encuentro, pues a él se suman una larga lista con Mathieu Flamini, Alexandre Pato y Philippe Mexes. Se le concederá un partido de descanso al centrocampista holandés Mark Van Bommel.

En el centro del campo con Boateng y Antonio Nocerino se está revelando el punto fuerte de este Milan, donde los delanteros tienen problemas para marcar.

- Alineaciones probables:

BATE Borisov: Gutor; Volodko, Radkov, Simic, Bordachev; Ljijtarovich, Olejnovich, Bressan, Rudik; Kontsevoi, Kezhman.

Milan: Abbiati; Abate, Nesta, Thiago Silva, Zambrotta; Aquilani, Seedorf, Nocerino, Boateng; Ibrahimovic, Robinho.

Árbitro: Peter Rasmussen (DEN).

Estadio: Dinamo Stadion, Minsk (BLR).

Horario: 18.00 horas (17.00 gmt).