El Barcelona se medirá mañana con el Viktoria Plzen en Praga (20:45), con el propósito de firmar un triunfo que le dé la clasificación matemática para los octavos de final de la Liga de Campeones, a la espera de que el Milan haga lo propio contra el Bate en el otro partido del grupo.

Ambos equipos comandan el grupo H con siete puntos, por lo que la victoria de barcelonistas y milanistas dejaría la clasificación ambos con diez puntos y Viktoria y Bate con uno, y ya eliminados. Barcelona y Milan se jugarían en las dos siguientes jornadas, una de ellas entre ambos en San Siro, la primera plaza del grupo.

El partido en Praga no debería deparar muchos problemas para el Barcelona, que ya en la ida dio una nueva lección de fútbol, esta vez ante un Viktoria que pudo salir goleado del Camp Nou y que sólo encajó dos tantos (2-0).

A pesar de las diferencias entre los dos conjuntos, el Barcelona se medirá con un rival que está invicto en su estadio esta temporada en Europa, ya que ha vencido en los tres partidos de la previa y empató en el único encuentro que ha jugado en la Liguilla, frente el Bate (1-1).

El equipo catalán espera ver la evolución del chileno Alexis Sánchez, quien ha viajado a Praga, pero hasta el entrenamiento de esta tarde no se sabrá si recibe el alta. En cualquier caso, de recibirla, no se le espera en la titularidad.

El partido de mañana será el número 200 del entrenador barcelonista, Josep Guardiola, en el primer equipo, después de haber dado el salto del filial cuando estaba en la tercera división. Este número mágico también es el que podría alcanzar la estrella del conjunto, Lionel Messi, que está a uno de redondear el gran momento por el que atraviesa.

El Barça viene de golear de nuevo en la Liga, en la que el sábado venció por 5-0 al Mallorca, partido en el que reaparecieron los lesionados Carles Puyol y Gerard Piqué. Además, en el partido del Camp Nou, Guardiola dio descanso a casi todo su mediocampo, con Xavi en la grada e Iniesta y Fàbregas en el banquillo. Estos tres jugadores podrían volver a la titularidad en Europa.

El FC Viktoria Plzen, vigente campeón de la Gambrinus Liga, ha goleado a sus rivales de la liga checa en los últimos encuentros y tratará de mostrar un talante más ofensivo frente al FC Barcelona en esta cuarta jornada del grupo H.

En los dos últimos enfrentamientos ligueros, frente al Viktoria Zizkov y Hradec Kralove, ha logrado nueve dianas y encajado un solo tanto. Sus jugadores creen que su participación en la máxima competición europea de clubes ha sido un revulsivo.

Su técnico, Pavel Vrba, no cree que a Pep Guardiola le tiemblen las piernas por las goleadas de su equipo: "Claro que no. El Barcelona está a otro nivel. Por otro lado, seguro que seremos mucho más activos en el partido del martes. Si el contrario nos lo permite, queremos poner a prueba su portería. Y esperamos conseguirlo".

En Barcelona los checos no dispararon ni una sola vez a la puerta de Víctor Valdés, aunque tuvieron algunas ocasiones de contragolpe y Vaclav Pilar, al que sus compañeros apodan el 'Mesi checo', protagonizó una internada que fue desbaratada sin problemas por David Villa, en labores defensivas.

"Si hacemos goles, aumenta la confianza. El jugador se crece y esto ayuda. Vamos a creérnoslo. Además, ya hemos jugados contra ellos y sabemos lo que nos espera. Creo que podemos mejorar nuestro rendimiento", dijo el internacional checo y centrocampista Milan Petrzela.

Fue autor de un bonito tanto contra el Hradec en la última jornada, cuando recogió el balón cerca de su área y se recorrió todo el campo solo.

Será también la ocasión del delantero eslovaco Marek Bakos, el máximo anotador de su equipo en liga con seis goles. Ya se ha enfrentado al Barcelona en tres ocasiones, y su mejor resultado fue el empate, 1-1, logrado en la copa de UEFA de 2003 frente al equipo de Luis Enrique y Ronaldinho.

- Alineaciones probables

. Viktoria Plzen: Cech; Rajtoral, Cizovský, Bystron, Limberský; Petrzela, Jirácek, Horváth, Kolár; Duris y Bakos.

. Barcelona: Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Abidal; Xavi, Busquets, Iniesta; Messi, Villa y Adriano.

Árbitro: Robert Schörgenhofer (AUT).

Estadio: Synot Arena de Praga.

Horario: 20:45 horas.