Boeing utilizará uno de los hangares de la NASA que albergaban a los antiguos trasbordadores espaciales para construir una nueva cápsula con la que la compañía espera colocar astronautas en órbita en unos cuatro o cinco años.

Más de cien funcionarios de Boeing, la NASA, federales y estatales se dieron cita en el cavernoso hangar vacío — la Instalación de Procesamiento Orbital Número 3 — para anunciar el primer acuerdo de su tipo que permite a una empresa privada tomar control de propiedad del gobierno.

La compañía aeroespacial espera crear 550 empleos de alta tecnología en el Centro Espacial Kennedy en los próximos cuatro años, de ellos 140 para fines del 2012.

Aunque son menos del 10% de los aproximadamente 6.000 puestos de trabajo que se perdieron en la Florida en los últimos años por el retiro de los trasbordadores espaciales, el gobernador Rick Scott y algunos legisladores presentes dijeron que anticipaban otras contrataciones por parte de la industria espacial comercial.

La NASA cuenta con compañías como Boeing, Space Exploration Technologies Corp. y otras para transportar carga y astronautas a la estación espacial internacional en tres a cinco años. Hasta entonces, la agencia espacial seguirá invirtiendo decenas de millones de dólares por cada espacio disponible en la nave espacial rusa Soyuz.

La Soyuz es el único medio de ir y volver de la estación en órbita desde que el trasbordador Atlantis hizo su vuelo final en julio. Una falla de un cohete Soyuz en agosto puso de manifiesto el riesgo de depender de un solo tipo de nave.

Durante la ceremonia del lunes, los legisladores dijeron que la industria comercial representa la última esperanza en un futuro cercano de que los astronautas estadounidenses viajen en naves espaciales desde su propio país.

______

En línea:

NASA: http://www.nasa.gov/

Boeing: www.boeing.com/advertising/space