El defensor del Queens Park Rangers Anton Ferdinand declinó el lunes referirse a las denuncias de que el capitán de la selección inglesa John Terry profirió insultos racistas en su contra hasta que la federación nacional complete su investigación sobre el caso.

"Tengo una fuerte opinión sobre el asunto", dijo Ferdinand el lunes en un comunicado divulgado por su club. "Pero por la parcialidad que requiere el caso y para no prejuicar la que será una investigación a fondo de la FA, esta será la última vez que me refiera al asunto hasta que se complete la investigación".

Ferdinand dijo que dio su versión de los hechos a la FA.

A Terry se le acusa de proferir un insulto racista al defensor en la derrota del Chelsea por 1-0 el 23 de agosto.

Terry ha dicho que lo que dijo que tomado fuera de contexto y ha negado haber empleado una frase racista.