El exgobernante Arnoldo Alemán, aspirante opositor a la Presidencia de Nicaragua y tercero en la intención de voto, descartó hoy renunciar a su candidatura a favor de su consuegro, Fabio Gadea, en busca de vencer al mandatario Daniel Ortega en los comicios del próximo domingo.

"En todo caso sería decirle a ellos", a Gadea, candidato a la Presidencia por la alianza Partido Liberal Independiente (PLI), que decline, porque esa coalición "no tiene organización", dijo Alemán (1997-2002), de la alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), en un encuentro con corresponsales extranjeros, en Managua.

"Cedamos el paso a aquellos que van a defender el voto", abogó el exmandatario, quien sostuvo que su colectivo, después del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), del que, resaltó, tiene una estructura "militar vertical", es el más organizado en este país.

Alemán, de 65 años y que fue sobreseído hace más de dos años de una condena a 20 años de cárcel por fraude y otros cargos de corrupción, tiene un 11 por ciento en la intención de voto, según la última encuesta de la firma costarricense CID-Gallup.

Ortega, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), tiene 48 por ciento de la intención de voto, 18 puntos porcentuales más sobre su principal oponente, Gadea, un empresario de radio, suficiente para ganar en primera vuelta.

Gadea, que es consuegro con Alemán, con quien está distanciado políticamente, está en segundo lugar con un 30 por ciento de intención de voto.

Según Alemán, el día de las votaciones él aglutinará a la oposición, a la que pidió un "voto útil" para vencer a Ortega.

El exgobernante, que reafirmó su incredulidad en las encuestas, consideró que la oposición se unirá en torno suyo por su capacidad, experiencia y por ser menor que su consuegro, próximo a cumplir 80 años, y a quien tildó de ser "un líder mediático".

"¿Tendrá una empresa un gerente de 80 años?. Nicaragua es más que una empresa, necesita capacidad y experiencia", indicó.

Asimismo, Alemán ratificó que desconoce la candidatura de Ortega, por inconstitucional, y aún cuando resulte electo, su reelección "no va a crear legitimidad", advirtió.

"Después de que suceda lo que suceda (el 6 de noviembre), vamos a llamar a elecciones para que verdaderamente se dé una refundación de la República", anunció.

Alemán dijo que sea Ortega o cualquier otro candidato el que gane esos comicios, "tiene que buscar como refundar la República en un Estado de Derecho".

"¿Qué imponderable sucedería si se muriera (el presidente de Venezuela, Hugo) Chávez y (el líder cubano) Fidel Castro? ¿quién sería el sosten para esta cosa (eventual reelección de Ortega) que no tiene una base jurídica legal?", preguntó el exmandatario.

"¿Y si logra triunfar el ala de los halcones republicanos de los Estados Unidos?, ¿quien sufre?, Nicaragua", continuó.

En las elecciones de este 6 de noviembre, el actual gobernante aspira a continuar en el poder durante cinco años más pese a que existe una norma constitucional que prohíbe la reelección inmediata que, sin embargo, fue declarada inaplicable por magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia.

"Ortega no es ningún tonto. Así pensaban de los Somoza y los tuvimos 42 años (en el poder). Así han acusado a Ortega de ser un simple bachiller y es un hombre muy astuto", prosiguió Alemán, para quien el líder sandinista, en caso de ser reelegido, buscará la forma de legitimar un nuevo mandato.

Unos 3,4 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el 6 de noviembre a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.