Estados Unidos venció el domingo 94-92 a República Dominicana para quedarse con el bronce del básquetbol de hombres, su primera medalla en esa disciplina en unos Juegos Panamericanos desde Winnipeg 1999.

Lance Thomas anotó 14 puntos para encabezar un balanceado ataque estadounidense, que tuvo otros cuatro anotadores en dobles dígitos y que se apoyó en una racha en la mitad del último periodo para asegurar el podio.

"Significa mucho para nosotros esta medalla, se trabajó para lograrla, el juego internacional es más físico y requieres de más para poder ganar partidos", dijo el estadounidense Justin Dentmon.

Puerto Rico venció más tarde 74-72 a México para llevarse el oro.

Con el juego empatado a 77 con poco más de siete minutos por jugar, Dentmon encestó cinco puntos consecutivos para poner arriba a Estados Unidos. Dominicana llegó a ponerse a dos gracias a una reacción de su capitán Jack Michael Martínez, pero los dominicanos se quedaron cortos.

Dentmon y Marcus Lewis anotaron 12 cada uno por los estadounidenses, que encararon este torneo con jugadores de la Liga de Desarrollo de la NBA.

Martínez anotó ocho de sus 21 puntos en el último parcial y Manuel Guzmán aportó 25 por Dominicana.

"Hicimos todo lo que pudimos, el partido se definió al final, no pudimos conseguir el bronce pero nos entregamos a fondo para hacer lo que se pudo", dijo Martínez. "Este equipo es el futuro, tenemos 12, 14 jugadores fuera que no pudieron venir. Un cuarto (puesto) no es malo pero se hizo lo que se pudo".

Estados Unidos dominó el partido desde el arranque y tuvo ventajas de 7-2 y 27-19, pero los dominicanos cerraron fuerte y el primer período terminó 30-28 para los norteamericanos, que en el segundo ampliaron su delantera y se fueron 51-45 al descanso.

Los dominicanos tomaron su primera delantera del partido con un triple de Kelvin Peña con 4:35 por jugar en el tercer cuarto, que puso las cosas 60-58. Luego ampliaron la ventaja a cuatro puntos, pero Estados Unidos regresó y el marcador se fue empatado 68-68 luego de tres parciales.

Gracias a los ocho puntos de Martínez en el período final, Dominicana se mantuvo en el partido y tuvo una oportunidad de ganarlo a 4.6 segundos del final, pero Francisco Ozuna falló un triple al sonar la chicharra.