El Gobierno de Nicaragua destinará 358,6 millones de córdobas (unos 15,7 millones de dólares) del presupuesto nacional para atender las emergencias por las lluvias, que han dejado al menos 16 muertos, informó hoy el presidente del país, Daniel Ortega.

El mandatario hizo el anuncio tras presentar un informe sobre los daños ocasionados por las intensas precipitaciones en la Casa de los Pueblos, en Managua, en compañía del Gabinete de Seguridad y la Defensa Civil.

Las fuertes lluvias que han azotado a Nicaragua en las últimas semanas han causado 16 muertes, 18 lesionados, 148.530 personas, 10.803 evacuadas y 5.118 viviendas afectadas, entre destruidas y parcialmente dañadas, precisó el mandatario.

Además, han dejado 15 puentes destruidos, 1.516 kilómetros de carreteras y caminos dañados, 2.393 letrinas dañadas, así como 210 pozos y 28.960 metros de tuberías dañadas, detalló.

Asimismo, advirtió de que la producción agrícola se ha visto afectada en el fríjol rojo, maíz blanco, arroz, sorgo, ajonjolí, algodón tomates, cebollas, entre otros que no cuantificó.

Nicaragua, debido a las lluvias, se encuentra en estado de calamidad pública y en alerta nacional desde el 17 de octubre pasado, y mantiene desplegados 4.582 médicos, 4.000 policías, 1.360 militares y 653 miembros de cuerpos de socorro por todo el país para afrontar las consecuencias del temporal.

Las autoridades de Nicaragua registran 36 muertes en la actual temporada de lluvias, que empezó el pasado 21 de mayo.

Durante el acto, Ortega agradeció la cooperación de Cuba, Venezuela, España, Taiwán, Japón, Irán, Luxemburgo, Canadá, México, Estados Unidos, Brasil, Holanda, Naciones Unidas y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).