El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) cerró hoy su campaña electoral con miras a los comicios del próximo domingo, sin que su candidato, el actual presidente, Daniel Ortega, favorito para ser reelegido, participara en el acto proselitista.

El mandatario nicaragüense no participó en ningún acto de cierre de campaña debido a que se encuentra atendiendo las emergencias por las lluvias, dijo este domingo a medios oficiales su jefa de campaña y primera dama nicaragüense, Rosario Murillo.

Ortega, próximo a cumplir 66 años, encabeza cómodamente con un 48 por ciento la intención de voto frente a una fracturada oposición que se presenta a esta contienda electoral, del próximo domingo, con cuatro candidatos que luchan entre sí, según la última encuesta de la firma costarricense CID-Gallup.

Ortega supera por 18 puntos porcentuales a su principal oponente, el empresario de radio Fabio Gadea, de la alianza Partido Liberal Independiente (PLI).

Murillo había anticipado que Ortega no participaría en "ninguna mega concentración o cierres monumentales de campaña"."Sabemos que el resultado exitoso de todos estos casi cinco años de Gobierno nos permiten afirmar que este proceso democrático va por buen rumbo", señaló triunfalista la funcionaria, el jueves pasado.

Sin embargo, miles de seguidores de Ortega se concentraron este domingo en diferentes cabeceras departamentales (provincias) del país, con fiestas, ferias, recorridos de motos y actos culturales, donde brindaron su apoyo a la candidatura a la reelección del mandatario, según la edición digital gubernamental "El 19".

Ortega lleva como compañero de fórmula al exjefe del Ejército, el general en retiro Moisés Omar Halleslevens.

El mandatario disputará la Presidencia el 6 de noviembre frente a cuatro candidatos de la oposición, entre ellos Gadea, del PLI, y el exgobernante Arnoldo Alemán (1997-2002), de la alianza que encabeza el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que cerraron campaña este sábado.

Además, aspiran a la Presidencia el diputado liberal disidente y exdirigente de la "Contra" Enrique Quiñónez, por el partido Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y el académico Roger Guevara, por la Alianza por la República (APRE).

En las elecciones de este 6 de noviembre, el actual gobernante aspira a continuar en el poder durante cinco años más pese a que existe una norma constitucional que prohíbe la reelección inmediata que, sin embargo, fue declarada inaplicable por magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia.

Unos 3,4 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el 6 de noviembre a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.