El eurodiputado Willy Meyer presentará una queja formal ante el Ministerio español de Asuntos Exteriores por la agresión que sufrió por la policía marroquí cuando intentaba bajar de un avión en El Aaiún, en la que también se vio involucrado el candidato al Congreso de los Diputados José Pérez Ventura.

Según informó la coalición Izquierda Unida, a la que pertenecen ambos políticos, se estudia también la presentación de una demanda ante los tribunales españoles contra el Reino de Marruecos por las agresiones sufridas.

El avión en el que viajaban salió del archipiélago español de Canarias a las 14.45 GMT y aterrizó en El Aaiún casi una hora después y, cuando Meyer comenzó a descender por las escalerillas, varios policías marroquíes le interceptaron y le obligaron a volver a subir a la nave.

Al ser violentamente empujado, el eurodiputado rodó por las escalerillas, magullándose así el cuello y otras partes del cuerpo.

El comandante del avión increpó a los policías y militares marroquíes y les exigió que dejaran de zarandear a Meyer toda vez que la nave es de jurisdicción española, por lo que las fuerzas de seguridad marroquíes no podían entrar en el avión.

El motivo del viaje era comprobar la situación de los derechos humanos de los saharauis que viven en la ciudad y en otros territorios.

No es la primera vez que Meyer tiene problemas en el Sahara Occidental, ya que el año pasado también las autoridades marroquíes le impidieron salir del avión al llegar a esta ex colonia española ocupada por Marruecos en 1975.

Un portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores indicó a EFE que, aunque el Sahara Occidental es "un territorio en disputa", la soberanía es de Marruecos, que es un país soberano, "por lo que decide quién entra o no en su territorio".