Los pilotos de la F-1 guardaron hoy un minuto de silencio por las recientes muertes en accidente de Dan Wheldon en la IndyCar y Marco Simoncelli en MotoGP, justo antes del comienzo de la carrera correspondiente al Gran Premio de la India.

Junto a los pilotos, a pie de pista en el circuito de Buddh, se encontraban también el patrón de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, y el presidente de la FIA, Jean Todt.

Durante todo el fin de semana, varios corredores han llevado recuerdos en sus cascos o equipación en honor los fallecidos, en especial por Simoncelli.