El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, agradeció hoy al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, por la ayuda de ese organismo ante el desastre por las lluvias que causaron al menos 34 muertos en el país.

Funes conversó en una teleconferencia con Ban para agradecerle por "el llamado a la ayuda internacional que ha efectuado para obtener 15,7 millones de dólares, que estarían destinados a esta emergencia", según un comunicado de la Presidencia salvadoreña.

El Sistema de las Naciones Unidas lanzó el jueves el llamamiento de asistencia para El Salvador, el país más afectado por el temporal de lluvias que azotó a Centroamérica durante 10 días a mediados de este mes.

Funes le explicó a Ban que el temporal impuso récords históricos de lluvia en El Salvador, lo que "significó que se desbordaran casi todos los ríos del país y que se anegara el 10 por ciento del territorio", añade la nota oficial.

Indica que, además, el mandatario salvadoreño le dijo a Ban que "se vio afectado el 70 por ciento de los municipios (181 de los 262), entre ellos los más poblados. De hecho, se ha dañado el 80 por ciento de la infraestructura pública".

Pasados 10 días desde el temporal, "aún quedan más de 2.000 familias evacuadas", y se debe brindar alimentos, atención médica y otra ayuda tanto a éstas como a las que ya volvieron a sus hogares, agregó Funes, según el boletín.

Unas 56.000 personas fueron evacuadas durante el temporal, según la Dirección de Protección Civil.

Ban, por su parte, anunció que "en los próximos días" visitará El Salvador la subsecretaria general adjunta para Asistencia Humanitaria de Naciones Unidas, Catherine Bragg, quien a la vez es subcoordinadora de Alivio de Emergencia de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

"Asimismo, el secretario general de la ONU dijo al presidente salvadoreño que llevará a la próxima reunión del G-20", el 3 y 4 de noviembre en Cannes (Francia), "el llamado que los Gobiernos de Centroamérica hicieron esta semana para que la comunidad internacional coopere con la reconstrucción de los países de la región, a través de la reunión del Grupo Consultivo que se prepara para el próximo 16 de diciembre en San Salvador", agrega la nota.

Los países centroamericanos lanzaron el llamamiento en una cumbre que celebraron el martes en El Salvador.

Las lluvias causaron más de un centenar de muertos, miles de damnificados y graves daños en El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Funes dijo el martes que El Salvador sufrió pérdidas por unos 650 millones de dólares y necesitaría al menos 1.500 millones para reconstrucción, aunque aclaró que son cifras preliminares.