El Udinese, rival del Atlético de Madrid en la Liga Europa, se impuso hoy por 1 gol a 0 ante el Palermo, un resultado con el que el modesto equipo norteño conserva la segunda posición de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana con 18 puntos y mantiene la presión sobre el líder, el Juventus de Turín.

El equipo del técnico italiano Francesco Guidolin dio este domingo una nueva muestra de que pretende quedarse en los primeros puestos de la tabla durante toda la temporada y de que no tiene ningún miedo de codearse con los grandes: tiene a Juventus y Milán, respectivamente, por delante y por detrás a 1 punto de distancia.

Una vez más el gran talismán del Udinese fue el delantero italiano Antonio Di Natale, el máximo goleador de las dos últimas temporadas en Italia y que este domingo no defraudó a su afición.

Después de avisar con una gran ocasión que terminó en el palo, Di Natale logró marcar el tanto decisivo en los últimos minutos de la primera mitad, gracias a un gran desmarque de la defensa rival con el que consiguió evitar, por poco, el fuera de juego.

Ya en la segunda mitad, el Udinese gozó de innumerables ocasiones no materializadas, a pesar del empeño del tándem que formaron Di Natale y el colombiano Pablo Armero.

El otro encuentro destacado de este domingo era el que disputaban el Fiorentina y Génova, sobre todo por ver si los jugadores del equipo toscano conseguirían salvar el puesto de su entrenador, el serbio Sinisa Mihajlovic, en la cuerda floja por el comienzo irregular de temporada.

Finalmente el partido terminó con un 1 a 0 a favor del Fiorentina, gracias a un tanto de penalti marcado poco antes del final de la primera parte por el italiano Andrea Lazzari que vale de mucho para la permanencia de Mihajlovic y las expectativas de cara a esta temporada de los toscanos (ahora en la mitad de la tabla).

Uno de los equipos más fuertes de la temporada, el Atalanta perdió por 3 a 1 ante el Bolonia, en un partido en el que el argentino Germán Denis consiguió el primer y único tanto para el equipo de Bérgamo con un zurdazo cruzado.

Poco antes del pitido del final de la primera parte, Marco Di Vaio materializaría un penalti para el Bolonia, que ya en la segunda mitad secundaría su compañero uruguayo Gastón Ramírez y el italiano Simone Loria.

Lecce y Novara disputaron un partido muy abierto que terminó con un empate a 1, en el que marcaron el sierraleonés Rodney Strasser para los sureños y el italiano Marco Rigoni para los norteños.

Y en Parma, los locales ganaron por 2 a 0 ante el Cesena, en un partido que estuvo marcado en su primera mitad por dos jugadores latinoamericanos: el defensa uruguayo del Cesena Guillermo Rodríguez cometió un penalti que el italiano Sebastian Giovinco no pudo materializar y el argentino Gabriel Paletta firmó el 1-0 para el equipo anfitrión.

El primer partido de esta jornada liguera de domingo, de la que aún queda por jugarse el Cagliari-Lazio, lo disputaron el Siena y el Chievo a mediodía, con una contundente victoria de los toscanos por 4 goles a 1, que les aproxima a los puestos europeos.

En los partidos adelantados al sábado ante los compromisos europeos de la próxima semana, el Nápoles protagonizó una sorprendente derrota ante el Catania por 2 a 1, a pesar del tanto del uruguayo Edinson Cavani.

El Roma del técnico español Luis Enrique perdió también un importante encuentro en casa ante el Milán, por un 2 a 3 en el que fue clave el sueco Zlatan Ibrahimovic al marcar dos goles para los "rossoneri" y en el que también consiguió gol el español Bojan Krkic para los romanos.

Por su parte, el Inter de Milán sigue sin levantar cabeza en los puestos de cola de la clasificación tras perder por 2 a 1 este sábado ante el Juventus.