El sismo de 6,7 grados que afectó el viernes pasado la costa central de Perú dejó 83 heridos, 1.445 damnificados y 95 viviendas destruidas en la región Ica, informó hoy el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

El reporte oficial señaló, además, que otras 2.570 personas resultaron afectadas, 194 viviendas fueron declaradas inhabitables, y otras 514 viviendas, 2 templos y 1 centro de salud resultaron afectados.

El Indeci señaló que hasta el momento ha entregado 3,57 toneladas métricas de ayuda humanitaria, principalmente carpas que se han instalado en los distritos de Pachacútec, Parcona, Salas-Guadalupe, Tate y La Tinguiña, de la región Ica.

El director nacional de Operaciones del Indeci, Guillermo Alvizuri, precisó que la mayoría de atenciones médicas brindadas tras el sismo fueron por contusiones y por crisis nerviosas.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, suspendió ayer las actividades paralelas a la XXI Cumbre Iberoamericana que se celebró en Paraguay para visitar Ica, donde supervisó las medidas de emergencia adoptadas.

El sismo de 6,7 grados de magnitud tuvo su epicentro en el mar, unos 117 kilómetros al suroeste de la ciudad costera de Ica y a una profundidad de 30 kilómetros.

Varias réplicas han ocurrido después del temblor, una de las cuales alcanzó una intensidad de 6 grados en la escala de Richter.

En 2007 la región de Ica fue afectada por un terremoto de 7,9 grados que devastó la ciudad y causó más de 500 muertos.