Los jugadores estrella del béisbol de las Grandes Ligas, encabezadas por el segunda base dominicano Robinson Canó, de los Yanquis de Nueva York, ya se encuentran en Taiwán, donde tienen previsto disputar la próxima semana una serie de cinco partidos con la selección nacional.

El vice presidente de la Asociación de Béisbol de Taiwán, Peng Cheng-hao, con sede en Taipei, la capital de la nación, indicó que finalmente en su ciudad, en donde se vive el béisbol con tanta pasión "después de tantos años de espera, por fin tenemos a jugadores de las Grandes Ligas".

Cheng-hao dijo sentirse entusiasmado de conocer en persona a jugadores protagonistas de las Grandes Ligas, como Canó y a Curtis Granderson, ambos titulares indiscutibles con su equipo de los Yanquis.

Canó, de 29 años, recibió la buena noticia que los Yanquis habían ejercido su opción para la temporada del 2012 por 14 millones de dólares de salario.

Mientras que el alcalde de New Taipei City, Eric Liluan Chu, admitió ser "el aficionado número uno de las Grandes Ligas porque había vivido en Nueva York durante siete años y siempre fue un ferviente seguidor de los Yanquis.

"Todos en Taiwán amamos el béisbol, por lo que hoy es un maravilloso día para el país", subrayó Liluan Chu.

Mientras que a su llegada, Canó recordó que su padre, el ex lanzador José Canó, tuvo una excelente experiencia cuando fue parte de la liga taiwanesa entre 1998 y 1999, pero agregó que nunca pudo viajar para ver a su padre en acción.

"Para mí es un honor estar aquí, ya tengo ganas de poder jugar contra los mejores peloteros locales", destacó Canó. "Realizar este viaje para mí es un sueño hecho realidad porque mi padre jugó aquí durante 11 meses. Estoy muy contento de participar en esta serie".

Por su parte, el piloto de las estrellas de las Grandes Ligas, Bruce Bochy, que es el responsable de los Gigantes de San Francisco, ya piensa en los partidos y reconoció que ha sido difícil tener un informe sobre el equipo local.

"En nuestro juego tenemos tanto vídeo como escuchas disponibles, pero en estos momentos no tenemos tanta información acerca de nuestro rival", comentó Bochy.

Pero reconoció que las bases y fundamentos para jugar un buen béisbol son siempre las mismas, además de la clase y aportación individual que puedan ofrecer cada uno de los peloteros.

"Simplemente tenemos que jugar fuerte, hacer nuestros pitcheos, jugar defensa y tener bateo oportuno. Esas siempre serán las claves", subrayó Bochy. "En ocasiones no es bueno tener mucha información".