Los colegios electorales abrieron hoy en Bulgaria a las 3.00 horas GMT para unos 6,9 millones de ciudadanos con derecho a voto, llamados a las urnas para elegir a un nuevo jefe del Estado en una segunda vuelta.

Compiten por el puesto el candidato del conservador y gobernante GERB, Rosen Plevneliev, ganador de la primera ronda, y el aspirante opositor, el socialista Ivailo Kalfin.

Unos 11.700 colegios electorales permanecerán abiertos hoy hasta las 16.00 horas GMT, y se espera que unos primeros resultados parciales se conozcan alrededor de la medianoche.

En la primera vuelta, hace una semana, Plevneliev, hasta ahora ministro de Desarrollo, obtuvo en torno al 40 % de los votos, y Kalfin, actual eurodiputado y exjefe de la Diplomacia búlgara, un 29 %.

Estas son las primeras elecciones presidenciales en Bulgaria desde que este país entró en la Unión Europea, en 2007.

La primera vuelta fue marcada por la alta abstención, que rondaba la mitad del cuerpo electoral, y según los analistas fue un síntoma del elevado descontento de los ciudadanos hacía las instituciones del país, el más pobre de la UE.

También, hubo numerosas denuncias de compraventa de votos, una práctica de la que advirtieron organizaciones internacionales, que pidieron a las autoridades más esfuerzos para combatirla.

Hoy se celebra en Bulgaria también una segunda vuelta de las elecciones municipales.