Una explosión de gas en una mina de carbón en el centro de China mató a 29 trabajadores, dijeron el domingo las autoridades.

Otros seis mineros sobrevivieron a la explosión del sábado por la tarde en una mina de carbón propiedad del gobierno en la ciudad de Hengyang, en la provincia de Hunan, informó la Administración Estatal de Seguridad Laboral del gobierno en un comunicado en su página en internet.

Cinco trabajadores fueron rescatados y uno logró trepar a través de un conducto de aire en la mina de carbón Xialiuchong, de acuerdo con el comunicado.

La oficina de seguridad laboral informó que los trabajos de rescate se completaron porque no había otros mineros laborando en la mina al momento de la explosión.

Song Yuanming, jefe de la oficina de seguridad minera provincial, dijo a la televisora estatal CCTV que hubo una gran fuga de gas en la mina a 250 metros (820 pies) bajo tierra que se encendió por las chispas producidas por máquinas.

CCTV añadió que la licencia de operación de la mina había sido revocada en la primera mitad de este año porque no adoptó medidas para sacar los peligrosos gases subterráneos, pero la mina seguía produciendo sin permiso.

Las minas de carbón en China son las más peligrosas de mundo. La demanda por el combustible empuja a muchos productores a ignorar las normas en seguridad, aunque las condiciones han mejorado y en un menor número, minas ilegales han sido cerradas. Las bajas anuales son ahora una tercera parte de las 7.000 que llegaron a ser en el año 2000.

La mina de carbón de Hunan, la Xialiuchong, opera legalmente desde hace unos 40 años y emplea a más de 160 mineros, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.