El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se solidarizó hoy con el exgobernante brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, a quien le diagnosticaron un cáncer en la laringe, y le deseó, desde la experiencia que ha vivido después de que le extirparan un tumor canceroso, su pronta mejoría.

"En nombre de todo el pueblo venezolano y desde la experiencia que he vivido al haber enfrentado una situación similar, quiero expresar, desde la hermandad que nos une al compañero Lula, mi hondo deseo de que el tratamiento al cual se someterá en las próximas semanas permita su pronta recuperación", reza un comunicado de la Presidencia venezolana difundido en el portal de la Cancillería.

Lula fue sometido ayer a exámenes en el Hospital Sirio Libanés, de Sao Paulo, donde le diagnosticaron un tumor localizado en la laringe, detalló un comunicado del centro médico, e indicó que el próximo lunes iniciará un tratamiento de quimioterapia.

El informe médico agregó que Lula, quien celebró 66 años este jueves, "se encuentra bien y deberá realizar el tratamiento de quimioterapia en carácter ambulatorio".

En su mensaje, Chávez indicó que la noticia acerca del estado de salud de Lula causó en su Gobierno y en todo el pueblo venezolano "una gran preocupación".

"Inmediatamente establecí contacto con nuestros amigos del Brasil, para transmitirle al compañero Lula, a sus familiares y al pueblo brasileño toda nuestra solidaridad y acompañamiento en este momento de dificultades", explicó el gobernante.

Aseguró que elevó sus oraciones para que el exmandatario enfrente esta circunstancia "con la convicción de que su fortaleza espiritual le permitirá superar esta situación".

"Sabe Lula que estaré atento al desarrollo de todo su proceso, como él ha estado junto a mí en la circunstancia que he vivido y que estoy superando", agregó.

Invocó a Dios para "ir junto a Lula en esta nueva batalla", que previó sabrá vencer.

"Lula, hermano, ¡viviremos y venceremos!", añadió.

A Chávez le extrajeron el pasado 20 de junio en Cuba un tumor canceroso, tras lo cual recibió cuatro ciclos de quimioterapia.

El pasado 20 de octubre, anunció, tras someterse a exámenes médicos en la isla, que no le detectaron "células malignas" en su cuerpo, con lo que dio por concluida la primera etapa de su recuperación.