El delantero del Milan Antonio Cassano está ingresado en un hospital milanés para ser sometido a pruebas médicas, tras haberse sentido mal anoche, al regreso del equipo después de su victoria liguera en terreno del Roma (1-2).

Cassano, que saltó al terreno de juego en el minuto 73, en sustitución del brasileño Robinho, se encuentra "ingresado en el Policlínico de Milán", según informa un comunicado de la entidad deportiva milanesa, que no especifica el problema físico que sufre el jugador.