El juez español Baltasar Garzón inició el domingo una visita a Ecuador previa a la que será su actuación como veedor internacional del proceso de reestructuración de la función judicial, impulsada por mandato popular.

Garzón, asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya, se reunirá el lunes con autoridades del Consejo de la Judicatura de transición para analizar "las condiciones técnicas y metodológicas" que permitirán la instalación del grupo de veedores internacionales, cuyo trabajo comenzará el 26 de noviembre, informó la agencia de noticias estatal Andes.

Agregó que en esa fecha está prevista la designación de autoridades de la comisión de veeduría, integrada también por el argentino Rafael Follonier, el brasileño Marco Aurelio García, el mexicano Porfirio Muñoz Ledo, la guatemalteca Carolina Escobar Sarti y la chilena Marigen Hornkohl.

Garzón es reconocido internacionalmente por haber ordenado la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet en 1998.

A inicios de mayo, los ecuatorianos aprobaron mediante consulta popular la reestructuración del sistema judicial, desprestigiado por actos de corrupción, lentitud y poca eficacia en la aplicación de justicia.