Un miembro de la familia real de Arabia Saudí aumentó el domingo a 1 millón de dólares la recompensa que ofrece a cualquiera que capture a un soldado israelí para intercambiarlo por prisioneros palestinos.

El príncipe Jaled bin Talal, hermano del multimillonario príncipe Alwaleed bin Talal, dijo por teléfono a la televisora del reino al-Daleel TV que su oferta es en respuesta a las supuestas amenazas israelíes contra el jeque Awadh al-Qarani, un prominente clérigo saudí que prometió 100.000 dólares de recompensa por capturar a un soldado israelí.

La oferta saudita ocurre tras la liberación del sargento israelí Gilad Schalit, quien estuvo retenido por Hamas en Gaza durante más de cinco años. Israel aceptó liberar a más de 1.000 prisioneros palestinos a cambio.