Cuatro militares retirados y un ex policía uruguayos, que ya estaban presos por otras causas, fueron acusados del homicidio de una mujer argentina durante la dictadura de 1973 a 1985 cuyos restos aún no han podido ser localizados.

Un extenso dictamen del juez penal Pedro Salazar, hecho llegar el sábado a la AP por la Suprema Corte de Justicia (SCJ), determinó el procesamiento y prisión de los militares retirados José Nino Gavazzo, José Ricardo Arab, Gilberto Vázquez y Jorge Silveira y del ex oficial de policía Ricardo Medina por el crimen en 1976 de la argentina María Claudia García, nuera del poeta Juan Gelman, poco después de dar a luz a una niña en un hospital militar uruguayo.

Los cinco se encuentran en prisión desde 2006 por otras causas de violaciones a los derechos humanos durante el régimen de facto.

"En el contexto en el que se produjo la desaparición de María Claudia García de Gelman en el año 1976, se puede concluir de acuerdo a la certeza razonada, de que fue ejecutada por quienes ilegítimamente la secuestraron y le privaron su libertad. Los agentes estatales involucrados para procurar asegurarse la impunidad... procedieron a ocultar el cadáver. Al ser en este momento un hecho notorio, no es necesario para probar su muerte, tener sus restos", dijo el juez en su resolución.

García fue secuestrada en agosto de 1976 en Buenos Aires junto a su esposo, Marcelo Gelman, asesinado y encontrado poco después en Argentina. La joven fue trasladada a Uruguay donde en el hospital militar dio a luz una niña, Macarena, adoptada por una familia de apellido Tauriño, que en el año 2000 fue identificada como hija de García y Gelman y asumió su verdadera identidad. Los restos de García nunca aparecieron.

Su caso llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que reclamó al gobierno uruguayo remover los obstáculos para investigar a los militares acusados de crímenes cometidos durante la dictadura que se habían beneficiado con una ley de amnistía de 1986.

El fallo de la CorteIDH fue el motivo que esgrimió el oficialista Frente Amplio para eliminar esta semana en el Congreso la ley de amnistía --que había sido respaldada en dos plebiscitos populares en 1989 y 2009--, allanando el camino para la apertura de nuevas causas judiciales contra militares.

En tanto, la senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente José Mujica, dijo que "lo más importante es la verdad. No tengo la cabeza de andar persiguiendo a nadie hasta debajo de la cama, porque lo peor que le puede pasar a un ser humano no es la sentencia de la justicia sino la censura que le aplica la sociedad. Si yo desentraño la verdad, aunque no le ponga castigo a ese individuo que hizo algo, la sociedad y el vecino le va a censurar", según citó la página digital de radio El Espectador.

Poco más de una semana atrás fueron hallados restos humanos enterrados en un batallón del ejército que se presume podrían pertenecer a un desaparecido, aunque aún no han sido identificados. Se trata del tercer cadáver hallado luego de que en 2006 aparecieron los de Fernando Miranda y Ubagesner Chávez Sosa, militantes comunistas secuestrados y desaparecidos en 1976. En Uruguay desaparecieron unas 30 personas y otros 150 uruguayos corrieron igual suerte en Argentina.