El Museo de Bellas Artes de Taipei expone hoy veinticinco obras del artista disidente chino Ai Weiwei, que se encuentra bajo vigilancia en China y no ha podido acudir a esta presentación.

Ai, famoso por su diseño del estadio olímpico "Nido de Pájaro" en Pekín y muy crítico con el gobierno de su país, fue liberado en China en junio pasado, después de haber permanecido detenido en paradero desconocido casi tres meses, pero sigue vigilado.

La exposición, que se titula "Ausente", permanecerá abierta tres meses y en ella pueden verse 21 obras del artista chino, incluidas algunas con gestos pocos respetuosos en la simbólica plaza de Tiananmen de Pekín.

"El título 'Ausente' es una reflexión interesante sobre la situación del autor, su arte y sus contribuciones", dijo la directora artística en funciones del museo, Chang Fang-wei.

Ai fue detenido cuando se dirigía a tomar un avión a Taiwán para preparar precisamente esta exposición, y más tarde fue encarcelado por supuestos delitos económicos.

Su detención desencadenó muchas protestas de gobiernos occidentales y también la petición de su puesta en libertad por políticos taiwaneses.