El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha dicho hoy que no le gusta que su equipo pueda llegar a jugar a las 12 del mediodía, como ha impuesto este año la Liga y como experimentará el Real Madrid la semana que viene en el Bernabéu contra Osasuna.

"A mí no me gusta jugar a las 12, porque me gustan las tradiciones en el fútbol. En el Camp Nou se juega por la tarde o por la noche. Pero seremos solidarios y cumpliremos con la ley, pero no me gusta", ha precisado el mandatario azulgrana, ante la posibilidad de que al Barcelona le otorguen dicho horario.

El mandatario barcelonista, que asume que posiblemente el Barcelona deberá jugar alguna jornada al mediodía, ha acudido hoy a la sala de prensa del Camp Nou para la firma de un acuerdo comercial entre el Barça y la empresa Intersport, para impulsar la expansión de la imagen del club catalán en el mercado chino.

De hecho, el club ha anunciado que enviará a una delegación a China en noviembre, liderada por Rosell, para participar en diversos actos.

Por otro lado, el presidente azulgrana, igual que lo hizo ayer el técnico Pep Guardiola, ha subrayado en su intervención que el argentino Lionel Messi "es, sin dudas, el mejor jugador del mundo".