Con una inspirada actuación de sus jugadores del banco, México venció el sábado 71-55 a Estados Unidos y por primera vez en 20 años peleará por una medalla de oro del básquetbol de hombres en unos Juegos Panamericanos.

Jovan Harris, quien nació en Oakland, California, anotó 15 puntos, Lorenzo Mata agregó 12 y Paul Stoll sumó ocho con cinco rebotes para los mexicanos, que ya igualaron su mejor actuación histórica en básquetbol continental. México logró la plata en La Habana 1991, cuando perdió la final ante Puerto Rico.

"Apostamos por meter a un equipo más defensivo porque estábamos ante un equipo físico y necesitábamos defensa, rebotes y salir con transiciones", dijo el entrenador español de México, Sergio Valdeomillos. "Hoy cada uno ha puesto su granito de arena para llegar a donde hemos llegado".

El básquetbol varonil de México sólo tiene dos medallas en su historia, la plata en La Habana y un bronce en Caracas 1983.

El rival de los mexicanos saldrá del otro duelo semifinal entre Puerto Rico y República Dominicana.

"Como jugador estar en una final Panamericana es importantísimo, lo comentábamos en el vestuario y lo hemos conseguido, pero esto aún no se acaba. Puerto Rico y Dominicana son fuertes contendientes, los dominicanos echaron a Brasil y todo puede pasar, pero vamos a luchar por el oro, esa es la mentalidad", dijo el capitán de México, Víctor Mariscal.

Stoll, quien es oriundo de Lansing, Michigan, anotó todos sus puntos durante una racha en el segundo periodo que le dio la delantera a los locales y ya no la perdieron. En ese lapso, otro suplente, David Meza, anotó sus siete puntos.

"Nací allá pero soy mexicano, pero a la vez no puedo decir que no fue especial poder ganarle a Estados Unidos porque nunca había enfrentado a una selección de ellos", dijo Stoll.

Leo Lyons anotó 13 puntos por Estados Unidos, que usó jugadores de la Liga de Desarrollo de la NBA.

"Sé que los jugadores están agradecidos por la oportunidad, fue divertido jugar en este ambiente", dijo el entrenador estadounidense Nate Tibbetts. "Tenemos que recuperarnos, obviamente estamos decepcionados como lo estaría cualquiera, pero el juego de mañana es muy importante porque no cualquiera puede decir que ha ganado una medalla de bronce".

Estados Unidos ganó bronce Panamericano por última vez en La Habana 1991.

Tras ponerse arriba 15-11 en el primer cuarto, Valdeomillos dejó sobre la cancha a toda su banca con excepción y Stoll clavó dos triples consecutivos, y luego agregó dos libres, mientras que Meza aportó otros siete tantos para que México se fuera al descanso con ventaja de 39-24.