El presidente estadounidense, Barack Obama, criticó hoy a los republicanos por bloquear su plan de empleo e instó a que se dejen de "juegos políticos" para tomar medidas decisivas de estímulo de la economía.

"Las familias de clase media que han estado luchando durante años están cansadas de esperar. Necesitan ayuda ahora. Así que si el Congreso no actúa, lo haré yo", aseguró Obama en su discurso radiofónico semanal.

Por ello, el presidente estadounidense insistió en su intención de tomar diversas iniciativas presidenciales para esquivar el paso por el Congreso dividido, cuya Cámara está controlada por los republicanos mientras que el Senado cuenta con mayoría demócrata, ante la urgencia de tomar medidas para impulsar la economía.

"Nuestros problemas económicos se han gestado durante décadas y no se resolverán de la noche a la mañana. Pero hay pasos que podemos tomar ahora para ofrecer de nuevo empleo a los ciudadanos", indicó el presidente estadounidense.

Obama presentó a comienzos de mes un plan de empleo al Congreso, valorado en 447.000 millones de dólares y que incluye tanto un aumento del gasto público como un incremento en los ingresos fiscales, pero que fue rechazado por los republicanos.

"Ahora mismo el Congreso puede pasar un sensato conjunto de propuestas de empleo que economistas independientes aseguran que impulsarán rápidamente la economía", agregó.

El presidente, además, se refirió a un reciente estudio que afirma que la desigualdad en EE.UU. ha crecido en las últimas décadas, de manera que los rentas más altas han incrementado notablemente sus ingresos mientras que las rentas medias se han estancado.

"Estados Unidos está mejor cuando todo el mundo tiene la oportunidad de avanzar, no solo aquellos en la parte alta de la escala de ingresos. Cuanto más estadounidenses prosperen, más prosperará Estados Unidos", precisó.

Los republicanos se han opuesto al plan de Obama, ya que consideran que aumentar los impuestos de las rentas más altas desincentivará la inversión de los empresarios, a quienes consideran los "creadores de empleo".

El desempleo, situado según los últimos datos en un 9,1 %, es la principal preocupación de los estadounidenses, de acuerdo con todas las encuestas.