El estado de salud de una de las tres personas heridas durante un accidente vial en Indiana, en el que murieron siete integrantes de una familia ecuatoriana, mejoró el sábado pero sigue hospitalizada.

María Antonia Yupa, de 36 años, fue declarada en condición aceptable en el Hospital Memorial South Bend, después de que el día anterior fuese clasificada como grave.

Otro de los heridos, Manuel Chimborazo, de 30 años, continúa en situación crítica en el mismo hospital. La policía dijo que Chimborazo conducía el jueves la camioneta tipo minivan que iba atestada con 10 ecuatorianos cuando ésta atropelló un ciervo que cruzó la carretera.

Una maniobra del conductor aparentemente provocó que un camión con remolque embistiera por detrás a la camioneta.

Las autoridades del Hospital General de Elkhart se abstuvieron de facilitar información sobre un tercer herido, Cayetano Quizhpe, de 28 años, quien el viernes se encontraba estable.

El sargento de la policía Trent Smith dijo que no había nueva información el sábado sobre el accidente en la Carretera de Peaje de Indiana, 16 kilómetros al sur de South Bend. Tres adultos y cuatro menores fallecieron en el choque, incluyendo el hijo de Quizhpe, de seis semanas de edad.

El percance ocurrió en un tramo de carretera en el que otras 20 personas murieron en cuatro accidentes entre agosto del 2005 y abril del 2007.

El grupo viajaba desde Chicago a la costa este para un funeral, y la policía dijo que ninguno de los ocupantes de la vagoneta llevaba puesto el cinturón de seguridad.

La furgoneta iba con rumbo este en la vía de peaje aproximadamente las 8 de la noche el jueves cuando golpeó a un venado y frenó o desaceleró, dijeron las autoridades. El semirremolque iba a unos 105 kilómetros por hora (65 mph) en el momento en que chocó con la vagoneta poco después.

Ambos vehículos terminaron en el centro de la autopista, bloqueando el tráfico en ambas direcciones durante varias horas.

Los fallecidos fueron la esposa de Quizhpe, María J. Yupa, de 21 años, y los hijos de la pareja Edwin Quizhpe, de 8; y Franklin Quizhpe, de seis semanas; el esposo de María Antonia Yupa, Pedro Chimborazo, de 52; y su hijo de 15 años, Pedro Chimborazo Yupa; y la esposa de Manuel Chimborazo, María Chimborazo Pinguil, de 26 años, y su hija Jessica Chimborazo, de 8 años.

La policía y familiares dijeron que todos eran oriundos de Ecuador y vivían en el área de Chicago.

El chofer del semirremolque, Jesse Donovan, de 24 años — fue dado de alta del hospital tras haber sido tratado por heridas menores. Análisis preliminares indicaron que no había consumido bebidas alcohólicas.