El noreste de EE.UU., donde se hallan algunas de las principales ciudades del país, se encuentra hoy bajo una tormenta de nieve que ya ha causado retrasos en los aeropuertos y ha dejado a más de medio millón de personas sin electricidad.

El principal aeropuerto de Nueva York, el John Fitzgerald Kennedy, acumulaba retrasos de cuatro horas, mientras que el Internacional de Filadelfia registraba tardanzas de una hora debido a la nieve, que en algunos puntos podría alcanzar casi treinta centímetros.

Cerca de 550.000 personas se encuentran sin electricidad en áreas de Pensilvania, Maryland, Connecticut y Virginia Occidental.

Los cortes en el suministro eléctrico podrían extenderse aún más a medida que se desarrolle la tormenta a lo largo del sábado.

En ciudades como Boston se espera que la precipitación llegue a los ocho centímetros de nieve, mientras que en Nueva York se batió un récord al registrarse tres centímetros en Central Park, una cantidad que nunca se había alcanzado en octubre.

La tormenta de nieve llega con semanas de antelación, pues no es habitual en la costa este registrar este tipo de fenómeno atmosférico hasta principios de diciembre.

Según el servicio meteorológico nacional, en los últimos 135 años sólo ha caído una cantidad significativa de nieve en octubre en el centro de Nueva York en tres ocasiones, la mayor de ellas en 1925, cuando se acumularon dos centímetros.