Las fuertes lluvias que afectaron por más de dos semanas a Costa Rica causaron daños en 1.250 kilómetros de carreteras, lo cual, según el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), representa una suma de aproximadamente 58 millones de dólares.

En total, los aguaceros hicieron estragos en 347 tramos de carreteras, especialmente en la costa del Pacífico, detalló el director ejecutivo de Conavi, Carlos Acosta, en un comunicado.

Según Acosta, el Gobierno invirtió ya 14,42 millones en la atención del impacto inicial, pero ahora vienen las acciones para rehabilitar por completo las vías.

La Carretera Interamericana fue de las más afectadas, tanto en un tramo hacia el norte del país, y en la zona sur, donde el paso se habilitará hasta hoy.

La reparación de la infraestructura afectada se realizará en parte con recursos del propio Conavi, pero el Ejecutivo deberá buscar financiación para completar las obras, advirtió Acosta.

En el resto de Centroamérica, el mismo temporal dejó más de un centenar de muertos, pero en Costa Rica solo se reportaron daños materiales, principalmente en carreteras y cultivos en el Pacífico norte del país.