La policía capturó el sábado al último prófugo por el asesinato del cantautor argentino Facundo Cabral ocurrido en julio en la ciudad de Guatemala.

Según informó el Ministerio Público, Audelino García Lima era el último miembro de la banda que faltaba capturar y que era buscado por haber disparado contra Cabral.

La banda de sicarios estaba conformada por Elgin Enrique Vargas, que contrató a los sicarios, y Willfred Allan Stokes, que manejó uno de los dos vehículos involucrados en el ataque. Juan Hernández Sánchez y García Lima fueron quienes dispararon. Otro miembro de la banda, que conducía el otro vehículo, se convirtió en testigo protegido y su declaración sirvió para la captura del grupo.

La hipótesis que ha sostenido el Ministerio Público es que los sicarios fueron contratados por Alejandro Jiménez, alias "Palidejo", un ciudadano costarricense que pretendía eliminar por problemas de negocios a Henry Fariñas, un nicaragüense que reside en Guatemala.

La madrugada del 9 de julio Fariñas, de 42 años, que había contratado a Cabral, de 74, para brindar una serie de conciertos en Guatemala, llevaba al argentino al aeropuerto La Aurora, donde abordaría un vuelo. Pero a pocos kilómetros de su destino fueron atacados a disparos por los sicarios. Cabral murió en el lugar y Fariñas resultó herido.