El Manchester City del argentino Sergio "Kun" Agüero y el español David Silva consolidó hoy su liderato de la liga inglesa, con cinco puntos de ventaja sobre el United, al superar por 3-1 al Wolverhampton con goles del bosnio Edin Dzeko, el serbio Aleksandar Kolarov y Adam Johnson.

Tras arrollar en la última jornada al Manchester United por un contundente 1-6, los "citizens" supieron hoy mantener la concentración para superar en casa a un rival accesible a priori, y se preparan para viajar el miércoles a Villarreal.

El entrenador italiano Roberto Mancini quiso asegurar un buen resultado ante los Wolves alineando a todas sus estrellas sobre el césped del Etihad Stadium, y no reservó a ningún jugador para el próximo choque de Liga de Campeones.

Los "citizens" disputarán en el Madrigal el cuarto partido de la fase de grupos de la máxima competición europea después de haber superado en Manchester al equipo de Juan Carlos Garrido por 2-1, con un gol del "Kun" Agüero en el último minuto.

Esta tarde, a los jugadores del City les faltó puntería para rematar a la red las diversas ocasiones que fabricaron en una primera media hora de juego en la que el balón circuló con lentitud.

El ataque de los locales arreció a falta de diez minutos para el descanso y el guardameta galés Wayne Hennessey se vio obligado a esforzarse en dos paradas de mérito.

Al final del primer tiempo, ambos equipos se repartían la posesión del balón, aunque eran los locales los que más peligro habían creado ante unos Wolves que todavía no habían disparado a puerta.

En el segundo tiempo, sin cambios en ambos equipos, los "citizens" no tardaron en aprovechar un desliz del guardameta visitante para adelantarse en el marcador.

Agüero presionó al borde del área a Hennessey, que envió un mal saque de portería a los pies de Dzeko que, a placer, empujó el balón al fondo de la red.

Poco después, en el 65, el defensa serbio Aleksandar Kolarov marcó su primer gol de la temporada y sentenció el encuentro frente a los Wolves al aprovechar un rechace de Hennessey.

El guardameta bloqueó un potente disparo de Silva desde el borde del área, pero dejó el balón a los pies de Kolarov, que hizo subir el 2-0 al marcador.

A falta de un cuarto de hora para el final, los locales se quedaron con diez hombres sobre el césped por la expulsión del belga Kompany, que cometió un penalti.

El irlandés Stephen Hunt convirtió la pena máxima y aportó algo de incertidumbre al final de un encuentro que el City no dejó escapar y que completó el marcador con un disparo seco, desde la zona de tres cuartos, que convirtió el mediocentro inglés Adam Johnson.