El Gobierno de EE.UU. admitió hoy que cuenta con aviones no tripulados en Etiopía, pero aseguró que esos aeroplanos ni están armados ni se usan para coordinar ningún ataque aéreo en la región del Cuerno de África.

"Estados Unidos tiene aeroplanos en unas instalaciones de Etiopía como parte de nuestro compromiso con el Gobierno de Etiopía para promover la estabilidad en el Cuerno de África", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su conferencia de prensa diaria.

El diario The Washington Post informó hoy por primera vez de la presencia en el país africano de los aviones militares, aunque indicó que sí estaban armados.

Carney aseguró que "no hay bases militares estadounidenses en Etiopía" y que los aeroplanos, de tipo Reaper, no están desplegando "ninguna misión de ataque aéreo" desde ese país, lo que apunta a que estén limitados a misiones de inteligencia.

El portavoz justificó su presencia en el marco de una "amplia, continua y homogénea campaña para contrarrestar el terrorismo", para la que Washington utiliza "cada herramienta de su poder: militar, civil y diplomático".

"Estados Unidos está fortaleciendo sus recursos de inteligencia, seguridad y defensa y recurriendo a un amplio espectro de herramientas en coordinación con aliados de todo el mundo", indicó.

El Gobierno de Barack Obama ha aumentado considerablemente su uso de aviones teledirigidos, que pueden volar más alto que los pilotados y se controlan desde bases que pueden estar a miles de kilómetros de distancia, incluso dentro de Estados Unidos.

Los aparatos estuvieron en el centro de la zona de exclusión aérea desplegada sobre Libia en marzo y llevan a cabo misiones de espionaje y ataques aéreos sobre Pakistán, donde han causado al menos 60 muertos en distintos bombardeos desde junio.

Según The Washington Post, Estados Unidos está ampliando su presencia militar en el Cuerno de África y la Península Arábiga, a través de una "constelación" de bases para aviones no tripulados con la que pretende tener controlados a los brazos de Al Qaeda en Yemen y Somalia.

El diario detalló que el objetivo del hangar de Estados Unidos en Etiopía es contener la influencia del grupo islámico radical Al Shabab, que controla gran parte de la vecina Somalia, que vive además una crisis humanitaria.

"La amenaza principal para el Este de África y los intereses occidentales en esa región es la inestabilidad crónica de Somalia y la amenaza terrorista que emana de ese mismo país", dijo por su parte la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria.

Los aviones comenzaron a sobrevolar Somalia a principios de este año desde el hangar de EE.UU., situado en el aeropuerto civil de Arba Minch, al sur de Etiopía.