Una corte de apelaciones de Venezuela declaró hoy "sin lugar" un recurso que introdujo la defensa del editor del semanario 6to Poder, Leocenis García, detenido tras la difusión de un polémico fotomontaje, para que el periodista sea procesado en libertad, informó su abogado.

El letrado del periodista, Pedro Aranguren, dijo a Efe que la Corte de apelaciones número uno de Caracas declaró "sin lugar" el recurso de apelación enviado a esa sala el pasado 18 de octubre, tras alegar que existe "riesgo" de que García "se escape".

La defensa aseguró que bajo los cargos por instigación al odio y vilipendio que se le imputan a García "lo más lógico" es que sea juzgado bajo la figura de libertad condicional, pero esta solicitud le fue negada.

Aranguren recordó que ayer la defensa de García recusó a la jueza que lleva el caso, Denisse Bocanegra, porque se tardó casi un mes en enviar esta solicitud de libertad condicional a la corte correspondiente, lo que, a su juicio, influyó en la negativa anunciada este viernes.

El jurista dijo que la magistrada violó lo establecido en el Código Orgánico Penal que prevé como plazo para este proceso las 24 horas siguientes al ingreso de la solicitud de apelación y aseguró que esta actitud de la jueza demuestra que no es "imparcial".

"La corte de apelaciones tomó la decisión en el tiempo adecuado, dictó sentencia en diez días, la que se tardó fue Bocanegra en enviar el recurso, fue ella quien retrasó el trámite", apuntó Aranguren.

La defensa informó que el 11 de noviembre se celebrará la audiencia en la que se decidirá si se realiza o no un juicio contra García y recordó que el periodista ya tiene casi dos meses privado de libertad.

García se encuentra detenido desde el pasado 1 de septiembre, cuando se entregó a la Justicia acusado de los delitos de instigación al odio y vilipendio tras la difusión de un montaje fotográfico en esa publicación de línea crítica con el Gobierno.

El periodista permaneció prófugo desde el 21 de agosto, un día después de que 6to Poder circulara con un montaje fotográfico en su portada con los rostros de las titulares de los poderes del Estado en cuerpos de cabareteras y bajo las órdenes de "mister Chávez", en alusión al presidente Hugo Chávez.

La directora del semanario, Dinora Girón, fue detenida ese día y luego beneficiada con una orden de libertad condicionada, aunque afronta, junto a García, la acusación de la Fiscalía de instigación al odio y vilipendio.