El recuento electoral en Dublín continúa hoy por segunda jornada consecutiva para conocer el número exacto de votos que han recibido los candidatos, aunque se conoce ya que el laborista Michael D.Higgins será el nuevo presidente de Irlanda.

Poco más tres millones de irlandeses estaban este jueves llamados a las urnas para elegir al sucesor de Mary McAleese en la presidencia de la República, un puesto principalmente representativo.

El escrutinio de votos, que se está llevando a cabo con mucha lentitud, comenzó ayer y aunque prosigue el recuento para saber la cifra exacta de sufragios asignados a los siete candidatos, Higgins ha resultado ganador de esta elecciones.

Esta mañana, el último recuento apuntaba a que este veterano candidato de 70 años, poeta y activista, llevaba 793.128 votos, mientras que el empresario independiente Sean Gallagher, hasta hace poco el claro favorito en los últimos sondeos de opinión, tenía 548.373.

El sistema electoral en Irlanda da la posibilidad de votar a todos y cada uno de los candidatos por orden de preferencia, y el recuento comienza con la primera de las opciones, cuyos resultados no son definitivos pero dan un idea clara de la tendencia del voto.

En el primer recuento oficial, cuyo resultado se conocía anoche, Higgins obtenía el 39,6 por ciento del apoyo de los participantes.

Higgins se declaró ayer "feliz" y confesó estar "un poco abrumado" por su victoria a la vez que prometió que su presidencia será "de transformación e inclusiva".