El capitán de un barco de la Marina estadounidense se declaró culpable el viernes de asalto sexual y violación contra dos marineras y un juez militar ordenó su destitución y lo sentenció a más de tres años en prisión.

El comandante Jay Wylie, de 40 años, había recibido una sentencia de 10 años pero cumplirá sólo con 42 meses como parte de un acuerdo judicial, dijo Sheila Murray, vocera de la Marina.

Durante la corte marcial en San Diego, el juez también le quitó sus prestaciones futuras a Wylie, ex capitán del destructor USS Momsen, con sede en Everett, Washington.

El veterano de 19 años de servicio fue enviado de inmediato a la prisión de la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Miramar.

De acuerdo con la Marina, Wylie se embriagó en dos ocasiones y agredió sexualmente a mujeres que estaban bajo su mando en el barco.

"El quiere poner en claro que está asumiendo la total responsabilidad de su mala conducta", dijo su abogado Jeremiah Sullivan.

"(Wylie) no podría estar más arrepentido con las víctimas", dijo Sullivan.

El abogado dijo que apelarán el caso de desestimación, pero sólo porque todos los casos desestimados automáticamente atraviesan un proceso de apelación.

En lo que va de este año, 20 oficiales de la Marina han sido relevados de sus mandos.

Crímenes de naturaleza sexual y de otro tipo son vigorosamente investigados y adjudicados como apropiados por la Marina, dijo Murray.

"Confiamos en nuestra gente y esperamos que los oficiales al mando mantengan los más altos estándares personales y profesionales", dijo la vocera.