La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) suspendió el partido del domingo próximo entre San Lorenzo y con All Boys de la Liga de Primera División a raíz de la agresión de vándalos al jugador sanlorencista Jonathan Bottinelli, informaron fuentes de la federación.

El partido fue aplazado a petición del Comité de Seguridad mientras se instruyen actuaciones por el incidente, ocurrido durante el entrenamiento del miércoles en instalaciones del San Lorenzo y que podría desembocar en sanciones deportivas al club, indicaron.

El presidente de San Lorenzo, Carlos Abdo, negó que el club atraviese por una "crisis institucional" y confirmó que hoy presentará una denuncia penal por el ataque a Bottinelli en vista de que el jugador se abstuvo de hacerlo.

Bottinelli fue atacado a golpes por tres miembros de la "barra brava" (grupo violento) del San Lorenzo que se acercaron a un grupo de jugadores para recriminarles el flojo desempeño del equipo, que marcha en los últimos puestos de la clasificación.

Abdo subrayó han sido despedidos los responsables de custodiar las instalaciones del club y que Bottinelli cuenta con el apoyo de la institución y se le ha dado una licencia "para que se recupere emocionalmente".

El dirigente de San Lorenzo reconoció que Bottinelli fue agredido por "personas que no tenían nada que hacer" en las instalaciones del club y sostuvo que se han tomado medidas para "garantizar" que no se repitan estos hechos.

Además evitó comentar rumores según los cuales el defensa y otros miembros de la plantilla han decidido emigrar a otros clubes disgustados por las amenazas y agresiones de la "barra brava".

El sindicato de futbolistas ha reclamado que se investigue si los vándalos que atacaron al defensa y amenazan a los jugadores del San Lorenzo son socios del club o son amparados por los dirigentes.

En los últimos años se han repetido las amenazas y agresiones de grupos de vándalos a jugadores de equipos de todas las divisiones del fútbol de Argentina, donde se han registrado más de 220 muertos en hechos de violencia en los estadios en los últimos setenta años.