La ciudad brasileña de Río de Janeiro está implementando un programa de renta de bicicletas públicas siguiendo los pasos de París, Washington, México y San Francisco.

El sistema fue inaugurado el viernes con 11 estaciones de renta de bicicletas en el vecindario costero de Copacabana.

La alcaldía de la ciudad dijo que se instalarán 60 estaciones por toda la ciudad para el 13 de diciembre, para dejar disponibles al público 600 bicicletas. Las bicicletas pueden ser regresadas en cualquier estación, lo que le da a los usuarios la libertad de subirse y bajarse donde lo necesiten.

Los usuarios deben registrarse por internet y comprar un pase diario por 3 dólares o uno mensual por 6 dólares.

El sistema de Río fue desarrollado con base en un programa implementado en París en 2007 y reproducido en otras ciudades del mundo.