En su último salto, la mexicana Laura Sánchez se llevó el viernes la medalla de oro en la prueba de trampolín de los Juegos Panamericanos, la sexta de México en esta disciplina.

La mexicana Sánchez logró 374.60 puntos para llevarse el oro.

La estadounidense Cassidy Krugg alcanzó un total de 372.65 puntos para colgarse la plata, mientras que otra mexicana, Paola Espinosa, logró el bronce con 356.20 unidades.

"Esta es una de las emociones más grandes de mi carrera, sentir el calor de casa me hizo poner el extra para alcanzar la medalla de oro", expresó Sánchez en conferencia de prensa.

La mexicana agregó que hasta el último salto no perdió la esperanza de darle la sexta medalla a su país.

"Me sentí bien, con confianza, fue una experiencia maravillosa y muy importante con vistas a futuras competencias, porque uno se da cuenta que nunca se debe dar por vencida", indicó.

"Fue un año muy largo, el descanso va a ser corto pero al menos terminar así es una motivación muy grande para empezar de nuevo pensando en Londres", agregó.

Espinosa aseguró que "disfruté mucho esta competencia de trampolín para la que realmente no me había preparado, estaba relajada, haciendo lo que me gusta y acumulando experiencia porque en algún momento de mi carrera solo haré el trampolín y es bueno ver que estoy a un buen nivel casi sin preparación".

Espinosa agregó que está ansiosa por terminar el sábado la competencia de trampolín sincronizado.

"Estoy muy cansada, tengo sueño, pero mañana queremos luchar por el oro para cerrar por todo lo alto para México", concluyó.