El mexicano José Everardo Cristóbal Quirino revalidó el viernes su título en los Juegos Panamericanos, al conquistar el oro en los 1.000 metros a bordo de canoa para un ocupante, en una jornada en la que Cuba cosechó un par de victorias.

Cristóbal Quirino nació en Urandén, una pequeña isla habitada mayoritariamente por indígenas y rodeada por el Lago de Pátzcuaro, en el estado centro-occidental de Michoacán, donde cada Sábado de Gloria se realizan competiciones de canotaje. En el 2006, dio la campanada y se convirtió en figura deportiva nacional al conquistar el oro en la misma prueba que ganó el viernes, pero en el Mundial realizado en Hungría, aunque dos años después no pudo obtener presea alguna en los Juegos Olímpicos en Beijing.

Decidido a revivir su gloria, Cristóbal Quirino cruzó la meta en cuatro minutos, tres segundos y 288 milésimas, para refrendar el oro que había conquistado en Río de Janeiro 2007.

Detrás suyo llegó el cubano Reydel Ramos, con un tiempo de 4:03.973 para quedarse con la plata. El bronce quedó en manos del chileno Johnnathan Tafra, con 4:05.323.

En la prueba de 1.000 metros en kayak para un solo ocupante, el cubano Jorge Antonio García consiguió la medalla de oro, al parar el cronómetro en 3:41.257. El argentino Daniel Dal Bo se hizo merecedor de la plata con 3:43.038 y el canadiense Philippe Duchesneau se conformó con el bronce al cruzar, con un tiempo de 3:44.504, la meta en la Laguna de Zapotlán el Grande, a unos 150 kilómetros de Guadalajara.

"Voy a lograr ser el atleta más destacado de la delegación", afirmó García, que había conquistado ya el oro en el kayak de cuatro sobre la distancia de 1.000 metros.

Más tarde, los cubanos Karel Aguilar y Serguey Torres lograron la medalla de oro en los 1.000 metros para canoa con dos ocupantes, al imponer un tiempo de 3:39.280, seguidos por los brasileños Erlon Silva y Ronilson De Oliveira, que obtuvieron la presea plateada con 3:40.482.

Venezuela consiguió su primera medalla en canotaje en estos Juegos, gracias a Ronny Ratia y Anderson Ramos, quienes llegaron terceras, en 3:40.990.

En los 500 metros para kayak con una ocupante, la estadounidense Carrie Johnson consiguió la victoria y el oro, con 1:54.243. Un tiempo de 1:54.900 permitió a la canadiense Emilie Fournel conseguir la plata, mientras que el bronce fue para Alexandra Keresztesi, de Argentina, en 1:55.122.

Canadá ganó los 1.000 metros de kayak para dos personas, seguido por Cuba y Argentina.