El canadiense Aaron Christopher Rathy, quien había obtenido la medalla de plata en el esquí acuático, fue el primer caso positivo de dopaje en las competencias de los Juegos Panamericanos, informó el viernes la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA).

Rathy, quien disputó la final en la modalidad de wakeboard, arrojó positivo de la sustancia metilhexaneamina, señaló la ODEPA en un comunicado.

"Se ha enviado notificación oficial al Comité Olímpico de Canadá, a la Federación Internacional correspondiente y se ha retirado la medalla de plata obtenida por el referido atleta", destacó el organismo.

Rathy había conseguido el segundo lugar en la prueba realizada en el club de esquí acuático de Boca Laguna, a las afueras de Guadalajara. El brasileño Marcelo Giardi, que había logrado el bronce, recibirá ahora la presea de plata, mientras que el bronce será para el argentino Alejo de Palma.

La federación canadiense de esquí acuático aceptó el hallazgo y dijo que el organismo y Rathy cooperan con la pesquisa.

"La federación canadiense de esquí acuático y wakeboard cumple con su responsabilidad de aplicar el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje al igual que el derecho del atleta a una audiencia justa", señaló el organismo en un comunicado.

Apenas la víspera, en una conferencia de prensa, el presidente de la ODEPA, Mario Vázquez Raña, había destacado el hecho de que no hubiera casos positivos de dopaje entre más de 1.000 análisis realizados durante las competencias.

"Si hoy calificara los Juegos, sin duda alguna son los mejores", apuntó. "Si lográramos que fueran en blanco (sin dopaje) los Juegos, habría que calificarlos no nada más de los mejores Juegos, tendría que buscar otra palabra".

Tras el caso de Rathy, no habrá necesidad de buscar ese adjetivo.